Noticias

 

El pasado lunes 20 de abril tuvo lugar la plantación de los árboles destinados al Zuhaitz Eguna que estaba previsto para el 21 de marzo y que debido a la crisis sanitaria quedó cancelado.

La imposibilidad de realizar la jornada con la participación popular y la tradicional chocolatada sumada a la necesidad de trasplantar los árboles sin más demora, ha dado lugar a  la realización únicamente de la plantación con el fin de posibilitar el disfrute de los beneficios que nos aportan estos 21 árboles, 21 nuevos pulmones que ofrecen servicios ecosistémicos tales como la purificación del aire, el control de inundaciones, la protección del suelo, regulación de la temperatura, mejora de la estética y el bienestar personal.

Y es que hoy más que nunca debemos ser conscientes de la importancia de mantener nuestros ecosistemas sanos y equilibrados, al fin y al cabo, el surgimiento de pandemias como el COVID-19 no es más que uno de los efectos de la degradación del medio ambiente. El ritmo de crecimiento y consumo actual de la población mundial obliga a explotar cada vez más lugares recónditos de la tierra en busca de recursos naturales, favoreciendo el contacto cercano entre animales silvestres y el ser humano. Como resultado, emergen estas enfermedades infecciosas de origen zoonótico como el SARS, el MERS o la gripe aviar. Es urgente adoptar un enfoque de salud planetaria: proteger el medio ambiente se convierte en una estrategia esencial para evitar crisis importantes de salud en el futuro.

En esta línea de actuación, uno de los árboles plantados corresponde a la iniciativa #UnÁrbolPorEuropa a la que se sumó nuestro alcalde, Loren Oliva, el pasado mes de diciembre, comprometiéndose a plantar un árbol en el municipio antes del 5 de junio de 2020, Día Mundial del Medio Ambiente, como parte de su compromiso para promover la sostenibilidad local en Europa.