Noticias

 

2019 se cerró con un remanente de tesorería de casi 3 millones de euros de los cuales parte se utilizará para hacer frente a la crisis económica post-coronavirus.

  • El ejercicio contable 2019 se cerró con un superávit de 1.126.199,53 € lo que supone un remanente de tesorería de 2.984.294,41 €.
  • De ese remanente 242.000 € se dedicarán a un primer paquete de ayudas dirigidas a la ciudadanía en general, comercios y servicios hosteleros. 
  • Ante las advertencias de crisis económica post-coronavirus el Ayuntamiento reestudiará y ajustará el presupuesto actual.
  • En palabras del alcalde, Loren Oliva, “la prudencia y la gestión responsable de estos años permite que contemos con ese importante ahorro de casi 3 millones de euros. Esa cantidad nos va a hacer falta para poder sobrellevar la crisis post-coronavirus que nos obligará de nuevo a ajustar el presupuesto y probablemente ralentizar las inversiones en nuevos proyectos.”

Una vez cerrado el ejercicio contable 2019, se presentan los datos más significativos sobre el resultado presupuestario de ese ejercicio y el remanente:

El presupuesto inicial de gastos e ingresos para el año 2019 fue de 12.095.475,37 € mientras que en 2018 ascendió a 11.407.359,62 €. Ese aumento vino determinado por la mayor aportación que el Ayuntamiento recibió del reparto del fondo foral Udalkutxa ya que los impuestos estaban congelados.

Las distintas modificaciones presupuestarias realizadas a lo largo del año con cargo al remanente del año anterior aumentaron el presupuesto hasta los 15.605.334,42 €.

Una vez finalizado el ejercicio, se computan un total de 13.241.595,56 € de ingresos y 12.115.396,03 € de gastos. Lo que supone un resultado presupuestario positivo de 1.126.199,53 €.

A lo largo de 2019 se han realizado inversiones por valor de 1.550.608,77 €. Parte de las urbanizaciones de la Calle Santa Marina y Egetiaga Uribarri, la cubierta de parte del patio de juegos del colegio Infantil Barandiaran-Kukullaga, el aparcamiento de la Av. San Antonio, la inversión en cámaras y la adecuación de la parcela de Barrondo suponen las cuantías más importantes dentro del apartado de inversiones.

Según esto y teniendo en cuenta el resultado presupuestario, el remanente de tesorería para gastos generales una vez realizado el ajuste es de 4.544.097,92 €. Si bien es importante advertir que parte de ese remanente está comprometido en varios proyectos que se iniciaron ese año pero que se ejecutarán en 2020.

Se trata de obras y proyectos que están en marcha o de las que se han iniciado los trámites administrativos: la reurbanización de la calle Santa Marina, semi-peatonalización de Egetiaga Uribarri, la instalación de ascensor en la calle Navarra, mejoras en parques infantiles, inversiones en mantenimiento y los planes de empleo que siguen en marcha fundamentalmente. En total 1.559.803,51 € que se incorporan al presupuesto 2020 y que se deben descontar del remanente.

Según esto, el remanente disponible para gastos generales asciende a 2.984.294,41 €.

La legislatura se inicia con buen pie desde el punto de vista económico y con cierta solvencia. En todo caso, esta información coincide con la situación de crisis sanitaria provocada por el COVID19 y la incertidumbre económica que se generará tras la misma. La posible caída de ingresos provocaría que no se cumplan con las previsiones de crecimiento, lo que traería consigo una devolución a la Diputación de parte de los ingresos correspondientes a 2020.

Teniendo esta situación en cuenta, el equipo de gobierno apuesta por ser prudentes en el uso de ese remanente y realizar aquellas modificaciones del presupuesto que sean necesarias o para las que exista algún tipo de compromiso.

En ese sentido, el Ayuntamiento reestudiará y ajustará el presupuesto 2020 de cara a una más que previsible caída de los ingresos.

Por otro lado, en el pleno de abril se debatirá una modificación presupuestaria con un primer paquete de medidas de cara a ayudar a personas y familias en situación vulnerable, comercios cerrados y hostelería.

En palabras del alcalde, Loren Oliva, “la prudencia y la gestión responsable de estos años permite que contemos con ese importante ahorro de casi 3 millones de euros. Esa cantidad nos va a hacer falta para poder sobrellevar la crisis post-coronavirus que nos obligará de nuevo a ajustar el presupuesto y probablemente ralentizar las inversiones en nuevos proyectos.”

Cumpliendo nuestro compromiso con la transparencia ya se encuentran publicadas en la página web y en Hirix información detallada sobre la liquidación del presupuesto. Además, se pueden consultar el plan de gestión 2020, los presupuestos aprobados y las liquidaciones de los ejercicios anteriores.