Noticias

 

La Navidad es una época de disfrutar en familia y con amigos, de comidas, regalos, buen rollo y buenos propósitos, pero también es un tiempo de excesos y derroches innecesarios que no son beneficiosos ni para nosotros ni para el planeta. Por ello, desde el Ayuntamiento de Etxebarri queremos desearos que paséis unas felices fiestas y os proporcionamos unos consejos para hacerlas un poco más sostenibles.

1- Crea tu propia decoración navideña, huyendo del espumillón, la nieve artificial y demás materiales de plástico. Échale imaginación reutilizando materiales caseros, así ayudarás a reducir la producción de basura.

2- No compres por comprar. El consumismo no te hará más feliz, sólo más pobre. Si planificas tus menús y compras de forma consciente, evitarás desperdiciar alimentos. También puedes “reciclar” platos y crear nuevas recetas a partir de las sobras.

3- Haz las compras navideñas en comercios locales en vez de en grandes superficies. Los productos de km 0, frescos y de temporada son más sostenibles, más sanos y ayudarás a la economía local.

4- Opta por comprar a granel, con bolsas de tela y evita los productos sobre-envasados.

5- Piensa otro tipo de regalos, puedes optar por sensaciones, actividades o servicios (viajes, entradas a espectáculos, cenas, sesiones de spa o masaje) que puedan disfrutarse con otros y que liberen a nuestras abigarradas casas de nuevos objetos, más o menos útiles. En cuanto a los juguetes son preferibles los que emplean baterías recargables en vez de pilas, de artesanía local, duraderos y didácticos.

6- Evita el sobre-empaquetamiento de los regalos, terminará en la basura. Puedes reemplazar el papel de regalo por periódicos viejos, ¡deja volar tu imaginación!

7- No regales animales, son para toda la vida. Adopta, hay muchos animales sin hogar. Evita la pirotecnia, genera en los animales taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte.

8- Ahorra energía. Las luces LED gastan un 90% menos de energía que las tradicionales y otra idea interesante es limitar las horas de encendido a momentos especiales y no todo el día o la noche.

¡Feliz Navidad!