Noticias

 

El Ayuntamiento ha iniciado el proceso de contratación de la empresa que desarrolle y ponga fin a las obras de reurbanización de la calle Santa Marina (números bajos).

Esta obra ha sido un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento ya que las obras iniciadas hace casi un año se vieron interrumpidas por parte de la empresa que resultó adjudicataria, lo que provocó que el Ayuntamiento rescindiera el contrato. Esa rescisión fue recurrida por la empresa y el debate jurídico se resolverá en unos 2 años.

En todo caso, el Ayuntamiento liquidó la obra con esa empresa y ha realizado el pago por los trabajos realizados por un total de 85.407,81 €.

La Oficina Técnica Municipal se ha visto obligada a redactar un nuevo proyecto teniendo en cuenta esos trabajos pero, sobre todo, recogiendo la nueva situación de la zona, ya que los trabajos realizados han cambiado el estado del ámbito en el que se debe intervenir: muro de escollera para ampliar la zona de aparcamientos (más grande que la inicial), ampliación de parte de las aceras de la calle, daños al camino de circunvalación, movimientos de tierra…

Algunos de estos cambios son errores cometidos por la empresa, como el desvío en el trazado del muro que genera una ampliación de la zona de aparcamientos y que obliga ahora a aumentar la zona a pavimentar. Por otro lado, se recoge un presupuesto completo para rehacer el camino de circunvalación entre la Casa de Cultura y la acera del camino peatonal denominado Harribide (“camino de piedras”) que debería ser repuesto por la empresa al haberlo dañado para ejecutar el muro. A esto habría que añadir el aporte de tierra vegetal y el aumento en el movimiento de tierras entre otras cuestiones.

Por ello, en pleno de noviembre se ha hecho una modificación presupuestaria para aumentar la partida en 87.000 € y así poder iniciar el proceso de contratación de nuevo por un total de 497.000 €.

Al tratarse de un coste imputable a la empresa adjudicataria inicial, el Ayuntamiento reclamará la diferencia entre el coste real de este aumento de obra y la adjudicación que se hizo en su momento.

Las empresas tendrán hasta el 30 de diciembre para poder hacer sus propuestas a la oferta presentada por el Ayuntamiento y la idea es adjudicarla a principios de año para poder reiniciar la obra cuanto antes.