Noticias

 

Desde hace unos días se puede disfrutar de la primera zona de uso exclusivo para perros (“Txakurgune”) del municipio. Sí existen otras zonas de esparcimiento canino distribuidas por otros lugares del municipio pero, la peculiaridad de esta, es que se ubica en una zona en la que era necesaria mejorar la convivencia entre las personas que cuentan con este tipo de mascotas y el resto de personas usuarias (niños/as, usuarios/as de los juegos biosaludables, paseantes…).

Es por eso que está perfectamente vallada y con los servicios necesarios para el uso de canes. Este nuevo servicio supone una modificación del mapa de “Zonas de Paseo” ya que todo el parque Uribarri pasa a ser azul (zona restringida) y esta zona será de color verde en la que, lógicamente, se puede soltar a los perros.

Está ubicada en el parque Uribarri, junto a la calle Fuenlabrada y ocupa una extensión que supera los 1.700 m2. Cuenta con varios juegos de habilidad para perros, fuente con bebedero adaptado para ellos y las correspondientes papeleras y dispensadores de bolsas para la recogida de excrementos.

Además, se han hecho distintas modificaciones en el alumbrado para que se pueda utilizar en horario nocturno instalando luminarias dentro del propio parque y duplicando las de la calle Fuenlabrada.

NORMATIVA DE USO
En cuanto la normativa de uso, el acceso está permitido a perros sin correa ni bozal, excepto los perros/as catalogados como potencialmente peligrosos que deberán estar atados y con bozal en todo momento (*Según establece el Decreto 101/2004, de 1 de junio, sobre tenencia de animales de la especie canina en la Comunidad Autónoma del País Vasco). Es obligatorio recoger inmediatamente los excrementos y vigilar al animal en todo momento. En todo caso, el/la propietario/a del perro/a es el/la responsable de su comportamiento en todo momento y es preciso tener en cuenta la aplicación de las normas de convivencia establecidas en la Ordenanza Municipal (salvo el uso de correa) así como su régimen sancionador.

Esta intervención servirá de prueba piloto para luego poner en marcha otras zonas de esparcimiento canino en el resto del municipio, priorizando aquellas en las que pueda existir un problema de convivencia entre perros y otro tipo de usuarios/as.

*Según establece el Decreto 101/2004, de 1 de junio, sobre tenencia de animales de la especie canina en la Comunidad Autónoma del País Vasco, en su artículo 11.1.b), entre las obligaciones de los poseedores de PPP: "Deberán llevar a los ppp con bozal adecuado a su tamaño y raza así como con una cadena o correa resistente no extensible de menos de dos metros de longitud, no pudiendo circular sueltos en ningún supuesto y bajo ninguna circunstancia, sin que puedan llevarse más de uno de estos perros por persona.”