Noticias

 

El pasado miércoles, hemos disfrutado en MUGARRI de otra mirada sobre la realidad de Baltistan (Pakistan): la visión de Mola Dad Shafa, profesor desde 1979, catedrático y director del Centro para el Desarrollo Profesional AKU Norte.

Frente a una visión cargada de estereotipos y prejuicios, donde sobresalen las referencias a extremismos, asesinatos y fundamentalismos, Mola Dad nos ha trasladado un mensaje sereno, de paz desde el corazón del Valle de Hushé.

De derechos humanos y de solidaridad entre “ochomiles”. De su apuesta por el desarrollo social, por la igualdad, por el empoderamiento de la mujer.

De Educación, como palanca de cambio social, para que la semilla –que es el ser humano- llegue a convertirse en un robusto árbol, capaz de afrontar las inclemencias.. De reconocimiento a la generosidad que, también desde Etxebarri, está ayudando a reducir el analfabetismo, la desescolarización y la pobreza en Baltistan, tan lejos, y tan cerca.

Hemos hablado del desarrollo del Valle de Hushé, un lugar lejano, en el Norte de Pakistán, en el país de los Baltíes, entre grandes cordilleras como Himalaya y Karakorum.
En Mugarri hemos hablado del K2 y Broad Peak; también de Fatima, y tantas niñas que ahora disfrutan de educación.

De Pakistán un país de 190.000.000 de habitantes, azotado por la desescolarización ( 9,000.000 de niñas y niños desescolarizados), y el analfabetismo (43% de la población; segundo lugar en el ranking mundial de desescolarización).

Hemos hablado de montañas, pero -sobre todo- de personas, de mujeres y hombres que luchan por mejorar su bienestar. De anécdotas y de emociones. De glaciares y niñas que ahora pueden estudiar con becas. De sietemiles que todavía no han sido coronados y de jóvenes que ahora pueden estudiar. De campos base y del cambio de mujeres que han conseguido una cumbre hasta ahora inexpugnable: conseguir un microcrédito para crear empresas.

También nos ha hablado de su colaboración desde 2006 con BALTISTAN FUNDAZIOA y con la comunidad del valle de Hushé en la creación de un nuevo modelo educativo, más equitativo y de mejor calidad en el Valle de Hushé.

Y de los resultados obtenidos: hoy hemos multiplicado por 6 el número de escolares (cerca de 1.000). Las niñas ya representan más del 50% de las matrículas, ha mejorado la formación del profesorado, sus condiciones de trabajo y, con ello, los resultados de aprendizaje del alumnado. Las profesoras, hasta ahora excepción, son hoy mayoría.

Unos resultados que están siendo posibles gracias al compromiso de personas (cientos de socias y socios en la Baltistan Fundazioa) y la colaboración de instituciones (como el Ayuntamiento de Etxebarri) que apoyan este proyecto.

http://www.baltistan.eu