Proyectos

 

Esta sección se crea al objeto de presentar uno de los proyectos que con más cariño llevará a cabo el Ayuntamiento: La nueva Guardería o Haurreskola Municipal.

Recreación Cara oeste Guarderia

Se trata de un ambicioso proyecto que supera 1.000.000 € de presupuesto. Ya aprobado el proyecto elaborado por GAZ Arquitectos que asumirán también la dirección de obra, se procederá a lo largo del año 2010 a su completa ejecución. Una vez adjudicadas las obras mediante el procedimiento que se sigue al efecto, se completarán en un plazo máximo de 8 meses y siempre antes de finalizar el 2010.

Este nuevo edificio se situará en el Parque Bekosolo, a escasos metros de la ubicación de los actuales módulos que hasta ahora vienen siendo la ubicación provisional para los más peques de nuestra localidad y junto a los actuales módulos de los que dispone el CEP Barandiaran para los alumnos de las aulas del ciclo infantil.

Junto a este texto se incluyen algunas pinceladas que dibujan la figura del nuevo edificio.

Recreación Cara este Guarderia

La nueva Haurreskola Municipal se situará en una única planta, en atención a sus pequeños destinatarios, y a que las seis unidades en que se compone, se encuentren bien orientadas, en contacto directo con el sur, la luz y los espacios exteriores de juego.

Todas las aulas disfrutan de las mismas condiciones de soleamiento y del exterior, y los espacios complementarios de uso, tales como el aula de psicomotricidad, el espacio interior de juego, o el office de preparación de alimentos, se encuentran próximos entre sí, para reducir distancias y evitar desplazamientos tanto a los niños como a sus cuidadores. La zona de vestuarios, administración y sala para se sitúan próximos a la entrada y el vestíbulo sin que interfieran en el funcionamiento interno de la Haurreskola.

Simulación espacio interior Guarderia

Los espacios son luminosos, sin barreras arquitectónicas, donde las relaciones entre interior y exterior se potencian al máximo, preservando siempre la intimidad de los niños en los espacios exteriores a través de la propia morfología de la edificación propuesta, al disponer a su alrededor de un talud natural vegetal que cumple con dicha función.